Cura tu sartén de acero inoxidable

Cura tu sartén de acero inoxidable

10

Materiales:

– Jabón de glicerina.

– Aceite de girasol.

– Una toalla.

Procedimiento:

Paso 1:

Lava la sartén con jabón de glicerina y agua caliente para remover cualquier residuo del empaque. Enjuaga abundantemente y seca con una toalla.

Paso 2:

Agrega aceite de girasol sobre la sartén para cubrir la superficie. De esta manera, tardará mucho en alcanzar el punto en que comienza a humear y esto permite que el aceite cumpla con su trabajo de llenar los poros del acero completamente, creando así una superficie antiadherente.

Paso 3:

Coloca la sartén sobre la cocina a fuego medio hasta que el aceite empiece a humear.

Paso 4:

Remueve la sartén del fuego y deja que se enfríe.

Paso 5:

Retira el exceso de aceite de la sartén revestida usando toallas de papel. ¡Y listo, la sartén está lista para usarse!

No hay comentarios

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

SÍGUENOS EN