Diferencias entre una olla a presión y una convencional

Diferencias entre una olla a presión y una convencional

Con seguridad, muchos de nosotros hemos oído más de una vez sobre las ollas a presión, pero muy pocos hemos tenido una en casa. Muchas veces porque no sabemos cómo usar una olla a presión o porque no conocemos los beneficios que aporta a nuestra cocina, conoce algunas diferencias entre una olla a presión y una olla convencional.

El tiempo de cocción

Las ollas convencionales pueden tardar horas en concretar la cocción de una comida, es lo que sucede cuando se cocinan menestras, chicharrones o el riquísimo jamón del país. Esto no sucede con las ollas a presión, diseñadas para reducir el tiempo de cocción de los alimentos.

De ese modo, mientras que en una olla convencional puedes tardar entre 2 a 3 horas en cocinar unos ricos frejoles, en una olla a presión el tiempo se reduce sorprendentemente, por lo que puedes tener listo este platillo en tan solo 30 minutos o menos tiempo, dependiendo la cantidad.

Artículo relacionado: Secretos de cocina: ventajas de cocinar en ollas a presión

El consumo de energía

Otra cosa que diferencia a las ollas convencionales de las ollas a presión es la cantidad de energía que estas consumen. Mientras que una olla convencional puede tardar hasta 3 horas en sancochar frejoles, una olla a presión tan solo media hora, como mucho.

Esta diferencia de tiempos te permite ahorrar ya sea energía eléctrica si usas cocinas que funciones bajo esta modalidad, o gas, si tu cocina usa este elemento para funcionar.

Conservación de Sabores

Al tener un cierre hermético y funcionar con el vapor que se genera en el interior de estas ollas, los sabores se conservan mejor en una olla a presión que en una olla convencional.

Por ejemplo, si se trata de caldos o concentrados, las ollas a presión proporcionan un sabor más intenso a este plato que ollas convencionales porque el aroma, la sustancia y sabor no se evapora, se mantienen en el interior del recipiente hasta el momento en que se sirve en los platos.

Hay muchas diferencias más entre estos dos tipos de olla. Si quieres una olla que te permita ahorrar tiempo en la cocina, disminuir los gastos de consumo de electricidad o gas y le dé un sabor más intenso a tus comidas, elige una olla a presión ¡No te arrepentirás!

Sigue leyendo:

Consejos para limpiar ollas a presión

Cocina en ollas a presión tus platillos favoritos

No hay comentarios

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

SÍGUENOS EN