Remedio casero para una piel limpia y fresca

Remedio casero para una piel limpia y fresca

5

Ingredientes:

-Medio pepino.

-Un limón.

-Un disco de algodón.

Procedimiento:

Lava el pepino para eliminar restos de suciedad, gérmenes y bacterias. Para ello, puedes sumergir la hortaliza en agua con bicarbonato durante unos 30 minutos.

Hecho esto, corta el pepino en varias rodajas. Recuerda que no será necesario que le quites la piel. Coloca los trocitos de pepino en la licuadora o en el interior del vaso de la batidora.

Después, corta el limón por la mitad y exprímelo para extraer su jugo. Mezcla el zumo de limón con el pepino y bate o licua los dos ingredientes durante 2 o 3 minutos.

Transcurrido ese tiempo, vierte el jugo resultante en un recipiente limpio, empapa un disco de algodón en el líquido y aplícalo sobre el rostro limpio con suaves toques.

Deja que este remedio casero para embellecer el rostro elaborado con ingredientes naturales haga efecto durante unos 15 minutos.

Finalmente, acláralo con abundante agua templada.
El pepino es un astringente natural capaz de mantener la piel limpia y libre de granos y espinillas que, además, hidrata el cutis, previene la sequedad y elimina las células muertas, lo que se traduce en un rostro más bonito, suave y luminoso.

El limón, por su parte, es perfecto para acabar con los puntos negros, limpiar la piel y atenuar las manchas oscuras debido a sus agentes aclarantes.

Pon en práctica este truco de belleza casero 3 o 4 veces a la semana para lucir un cutis perfecto. Recuerda que, si sobra producto, puedes guardarlo en la nevera para que se conserve en buen estado durante unos cuantos días.

No hay comentarios

Escribir un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Puede utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

 

SÍGUENOS EN